LA MUJER Y EL LEVANTAMIENTO DE PESAS O HALTEROFILIA

En el pasado, mujeres de todas las edades, han encontrado barreras sociales creadas por mitos pasados de moda acerca del entrenamiento con pesas, los cuales las prevenían de participar libremente en actividades de levantamiento de pesas. La Halterofilia no significa necesariamente luchar contra pesos enormes y desarrollar una gran musculatura como muchas mujeres temen. Estudios modernos revelan que levantar pesos regularmente puede mejorar significativamente tu estado de salud general e incrementar tu fuerza en tu vida diaria.

 

Aunque el Levantamiento Olímpico es visto comunmente como un test de fuerza, realmente es un deporte que demanda mucha técnica. Los entrenadores pasan muchos meses enseñando a los nuevos participantes la correcta técnica de levantamiento de pesas y se aseguran de que éstas técnicas sean mantenidas. La fuerza puede ser desarrollada a través de ejercicios auxiliares una vez los movimientos de levantamiento olímpico están dominados.

Debido a las diferencias hormonales entre hombres y mujeres, éstas pueden desarrollar fuerza a través del entrenamiento de resistencia sin un excesivo aumento de talla o volumen. En realidad, la mayoría de mujeres que realizan levantamiento de pesas o halterofilia, experimentan pérdida de exceso de grasa corporal, y por tanto, una reducción en su talla o tamaño corporal.

No hay diferencias biológicas que inhiban la capacidad de mujeres y chicas para levantar y entrenar con pesos. De hecho, debido a su mayor flexibilidad, las mujeres son generalmente capaces de realizar los movimientos olímpicos de manera más eficaz que los hombres.